Bruselas quiere examinar el plan de reestructuración de Corsair

Corsair vuelve a estar en crisis. La Comisión Europea anunció, el lunes 5 de febrero, la apertura de una investigación en profundidad sobre los términos del plan de reestructuración de la compañía aérea especializada en rutas ultramarinas, presentado el 18 de diciembre. Las ayudas estatales están en el punto de mira de Bruselas, que estudiará si violan o no las normas de competencia del sector: para rescatarse, Corsair ha pedido a las autoridades públicas que abandonen o renuncien a 147 millones de euros de deuda fiscal y social. Esta recapitalización ya se presentó en Bruselas en 2020. En aquel momento, el importe de la reestructuración ascendía a casi 137 millones de euros.

» Sigue adelante, no hay nada que ver «, arrasa con Pascal de Izaguirre, director general de Corsaire. Según él, la investigación europea no pone en duda el rescate de su empresa. “Esto no es una sorpresa, sino un proceso clásico, y de hecho lo esperábamosél dice. Tenemos un acuerdo de principio con el Estado. Tenemos plena confianza en que nuestro caso lo defenderá. »

Si la Unión Europea (UE) aprueba la transacción, el accionariado de Corsair se modificará considerablemente. El grupo de actores del turismo extranjero y el holding OMRP, que adquirió Corsair en 2020, deberían diluirse. El grupo Marietton, principal accionista de Havas Voyages, que ya posee el 10% de la empresa, debería meterse la mano en el bolsillo -unos 10 millones de euros- para aumentar su participación hasta aproximadamente el 18%, según nuestras informaciones. Se convertirá entonces en el primer inversor privado de la empresa.

La República del Congo quedará confinada por debajo del 40%. La legislación de la UE exige que una compañía aérea que ofrezca servicios en el Viejo Continente no pueda estar controlada en más del 50% por accionistas no europeos.

Fondos “franco-africanos”

A mediados de diciembre de 2023, Corsair se salvó, en el último momento, gracias a una ronda de financiación un tanto sorprendente. Para reponer su capital, la empresa no pudo confiar completamente en sus inversores tradicionales extranjeros, que sólo aportaron 15 millones de euros, frente a los 30 millones de euros de 2020. Para completar, De Izaguirre se puso en contacto con Congo-Brazzaville, presidida desde 1997 por Denis Sassou Nguesso, que acordó pagar 15 millones de euros para adquirir una participación en su empresa.

Leer también | Artículo reservado para nuestros suscriptores. La aerolínea Corsair se escapa en el último minuto antes de Navidad

Antes de hacer negocios con el Congo, el jefe de Corsair había viajado a la antigua Françafrique para solicitar fondos, acompañado de Nicolas Sarkozy, presidente del consejo asesor de la compañía aérea francesa.

Te queda el 40% de este artículo por leer. El resto está reservado para suscriptores.