¿Deportes de invierno, deportes de riqueza? Menos del 10% de los franceses se van de vacaciones a esquiar

Los atascos en las carreteras de las estaciones de esquí, la nieve, el riesgo de avalanchas o los peligros del fuera de pista… Cada año, a medida que se acercan las vacaciones de febrero, los deportes de invierno ocupan el espacio mediático. Sin embargo, ¿es esta una actividad accesible al mayor número de personas? En realidad no, porque en realidad menos de uno de cada diez franceses se va de “vacaciones en la nieve”. Esta baja proporción no ha cambiado mucho desde hace más de diez años y corresponde a un perfil social específico.

Leer también | Artículo reservado para nuestros suscriptores. En los Alpes, unas vacaciones de esquí cada vez más elitistas

Entre el 9% y el 13% de la población visita la montaña en invierno

Ir de vacaciones en invierno es una práctica social mucho menos extendida que las vacaciones de verano. El Centro de Investigación para el Estudio y la Observación de las Condiciones de Vida (Crédoc) integró en enero de 2023 un panel representativo de franceses, en el marco de una encuesta sobre sus “condiciones de vida y aspiraciones”. Resulta que sólo El 9% de los invitados se va de vacaciones a la montaña en invierno.

Esta publicación amplía un estudio hecho en 2010que concluyó que el 17% de los reclutas franceses iban regularmente de vacaciones en invierno (entre diciembre y marzo), incluido el 8% a la montaña, mientras que el 65% nunca iba.

Este orden de magnitud está corroborado por otras encuestas de opinión. De acuerdo a un encuesta realizada en 2022 por Ipsossólo un tercio de los visitados (34%) dice que visita las montañas en invierno, y sólo el 13% va allí cada año; más de la mitad nunca ha estado allí.

6 millones de esquiadores alpinos en 2020

No todos los vacacionistas que visitan las montañas en invierno esquían. Si bien el mundo del esquí está culturalmente arraigado en Francia, candidata a los Juegos Olímpicos de Invierno de 2030, la práctica de deportes de invierno sigue siendo bastante limitada.

Según el último barómetro realizado por el ministerio de juventud y deportes, el 11% de las personas de 15 y más años declararon haber practicado esquí alpino durante 2020, es decir, alrededor de 6 millones de personas. Esta cifra incluye a los turistas que se alojan en la montaña, pero también a los practicantes locales, ya sea que vivan en estaciones o en ciudades cercanas a las pistas: el mismo estudio estima que el 0,5% de los franceses son esquiadores alpinos habituales (al menos cada semana).

Otras actividades invernales son más confidenciales: trineo (3% de la práctica en los últimos doce meses), raquetas de nieve (2,3%), esquí de fondo (1,7%), snowboard (1,4%)…

Los esquiadores tienden a ser educados, urbanos y ricos.

La encuesta de Crédoc muestra que los deportes de invierno siguen estando socialmente marcados y afectan principalmente a los grupos favorecidos: el 20% de los ejecutivos integrados fueron a la montaña durante el invierno de 2023, es decir, tres veces más que las personas de clase media baja (7%). Los ingresos altos (17%) y los graduados de educación superior (15%) también están sobrerrepresentados, al igual que los menores de 25 años y los residentes del área metropolitana de París. Estas diferencias se mantienen tras el estudio de 2010, salvo una ligera brecha que se produjo entre hombres (11%) y mujeres (7%).

En general, los autores del estudio encontraron pocos cambios con respecto a los hallazgos de la encuesta de 2010. “Esto no nos sorprende por el momento, aunque es posible que las cosas cambien dentro de dos o tres años, que estas poblaciones se adapten y esquien menos. explica Jörg Müller, investigador de Crédoc. Los jóvenes o los graduados de educación superior tienen, según las encuestas declarativas, una fuerte sensibilidad medioambiental, y algunos de sus comportamientos cambian a diario, pero otros no tanto: siguen apegados a los deportes de invierno y son los que más a menudo acuden a ellos en coche. »

117 euros de media por un día de esquí

Uno de los obstáculos para las vacaciones de deportes de invierno sigue siendo el elevado precio. Se dispone de pocos estudios exhaustivos recientes, como se señala en el reciente Informe del Tribunal de Cuentas sobre las estaciones de montaña. Cita en particular un estudiar realizado en 2013 por Domaines skiables de France y la Caisse des Dépôts en Rhône-Alpes, que estimaron el coste medio de un día de esquí en 117 euros. Si bien estas cantidades han aumentado necesariamente desde entonces, en particular debido a la inflación, los detalles muestran que el primer gasto se refiere al alojamiento (29%), mucho antes del forfait.

Un estudio más reciente, realizado por G2A para Saboya y Alta Saboya en 2023estima que los visitantes franceses gastaron una media de 97 euros diarios por persona, sin incluir el transporte, frente a los 155 euros de los turistas extranjeros.

Leer también | Artículo reservado para nuestros suscriptores. En los Alpes, unas vacaciones de esquí cada vez más elitistas

Según los últimos datos, correspondientes al año 2022-2023, casi el 30% de los turistas de invierno provienen de extranjeros, en particular británicos y belgas. Cabe destacar un aumento de clientes no europeos, que representa casi el 4%.