Veolia se queda con el gran contrato de distribución de agua en Ile-de-France

La poderosa Unión del Agua de Isla de Francia (Sedif), que garantiza el suministro de agua potable a 150 municipios (excepto París) y a 4,8 millones de habitantes de Isla de Francia, tomó una decisión el jueves 25 de enero, al final de una deliberación. de sus 133 cargos electos se reunieron en la planta de producción de Choisy-le-Roi (Val-de-Marne). Veolia conserva el contrato de distribución de agua que posee desde 1923 a través de Générale des Eaux, que se convirtió en Veolia en 2003. Tras una votación a mano alzada por parte de los cargos electos, una abrumadora mayoría de ellos prefirió al operador histórico a su competidor Suez, del que había absorbió gran parte de las actividades internacionales en 2021, tras una batalla que duró varios meses.

Lea también: Artículo reservado para nuestros suscriptores. Veolia-Suez: la batalla en aguas turbulentas en Isla de Francia

El contrato, que tendrá una duración de doce años (2025-2036) y un valor de 4.300 millones de euros, el mayor de Francia (133 municipios), no se firmará inmediatamente, advirtió André Santini, presidente de Sedif y alcalde (UDI) de Issy-les-Moulineaux ( Altos del Sena). El lunes 29 de enero, el Consejo de Estado deberá examinar un recurso de Suez, que denuncia un incidente informático ocurrido en abril de 2023 y que ha manchado el procedimiento. Revelado por el semanario Marianne, el error había aterrizado en Veolia documentos confidenciales de Sedif destinados a su rival. Sin embargo, a finales de noviembre de 2023, el tribunal administrativo de París rechazó cualquier reanudación del proceso desde su punto de partida.

Esta elección de Veolia puso fin a un largo procedimiento, iniciado en 2019 para establecer el método de gestión de este servicio: se descartó la creación de una sociedad gestora en favor del mantenimiento de una delegación de servicio público. La licitación, abierta en mayo de 2021, mantuvo seis criterios: el precio del agua representó el 35% de la puntuación, la mejora de su calidad el 25%, seguido de la investigación-innovación para una gestión sostenible (15%), los riesgos a cargo del delegado y la calidad del servicio a los usuarios (10% cada uno), y por último, los recursos humanos (5%). El ganador obtuvo 81 sobre 100, Suez 69 sobre 100.

En los dos primeros criterios, los más importantes, Veolia fue el mejor postor. su oferta “presenta una clara ventaja desde el punto de vista del precio” (sobre la parte delegada, que representa el 20% del precio del agua facturada al consumidor) respecto a la de Suez, estima la dirección de Sedif. También lo juzgó » más eficiente « en términos de “OIBP funciona” (ósmosis inversa a baja presión), una tecnología de filtración y purificación del agua extraída del Sena, Marne y Oise. Según Veolia, esto debería permitir la eliminación total de la cal, el cloro y numerosos microcontaminantes, como las partículas de plástico.

Te queda el 40% de este artículo por leer. El resto está reservado para suscriptores.